picacho

“Es mi obsesión lograr el efecto no solo del color, sino en conjunto con la forma y la luz.

Definitivamente es el sello que hace que la pieza sea única. Uso pinturas, técnicas y colores que nunca se habían propuesto para este fin plástico.

Picacho me hace soñar con ese Avila verde manzana que vemos en algunas épocas del año y me hace sentir más cerca de la belleza, la ecología y la armonía”.

  /